sábado, 15 de septiembre de 2012

Puros Pirineos: Principado de Andorra



Aunque la vida solo me permite ser un trotamundos aficionado y de distancias cortas, que menos que conseguir reanimar la vida de este blog una vez al año.

El destino de este verano fue el principado de Andorra, a pesar de que el tiempo que se necesita para disfrutar de cada rincón y actividad que ofrece este pequeño país es siempre insuficiente, vengo con bastante información y experiencias que compartir. Además ahora con una inseparable compañera de viajes, excursiones, actividades y también de la vida, lo cual me ha dado una motivación extra haciéndome recordar todo con ilusión para redactar cada nueva página en este "diario de mis viajes". A quien va dedicada la primera página de nuestro diario de viajes.


Para empezar y como siempre intento, hay que leer, hay que aprender, hay que saber donde vamos, así que hay que saber un poquito sobre Andorra.

Andorra es un pequeño país que se convirtió en un gran centro comercial, sufriendo un gran cambio económico desde lo más rural a lo turístico, financiero y mercantil.
El sistema de gobierno del principado, es un tanto peculiar, ya que hay dos coprincipes que comparten la máxima representación gubernamental, uno es el presidente de la República Francesa y el otro el Obispo de Urgel.
Las regiones en las que se divide el país se llaman parroquias, así como en otros lugares se podría llamar condados, provincias etc... Las cuales son siete: Canillo, Encamp, Ordino, La Massana, Andorra la Vella, Escaldes-Engordany, SanJulián de Lória.

*wikipedia*


Su Capital es Andorra la Vella, ciudad principal de la parroquia a la que da nombre y las más poblada del principado, el cual tiene una totalidad de 84.484 habitantes censados en el 2008, y destaca que solo poco más de la mitad de la población actual son nacidos en Andorra, siendo la segunda nacionalidad más abundante la española constituyendo un tercio del total.
La lengua oficial es el Catalán, aunque solo es la lengua materna de un tercio de la población, siendo otro tercio el español y el restante francés y sobretodo portugués.
Andorra es un país de gente amable, en la que no encuentras a nadie que no hable catalán, francés y español, los tres con la perfección de un nativo. Es un país donde siempre hay algo que hacer, donde no hay hueco para el aburrimiento, lleno de opciones para hacer deporte, excursiones, lugares paradisíacos, parques de ocio, comercios que no duermen, donde hay lugar para relajarse y para un no parar, un país que vive del turismo y para el turismo, haciendo sentir cómodos a sus visitantes.
Y ahora que conocemos un poco mejor el principado, pronto compartiré con vosotros, mis pocos pero fieles lectores, cada experiencia de la que he podido disfrutar en mis siempre cortas vacaciones.



viernes, 2 de septiembre de 2011

Descubriendo Bélgica: Bruselas.



Durante todo el viaje, la capital es la ciudad en la que más tiempo pasé, tenía el hotel reservado allí toda la semana, y desde Bruselas puedes desplazarte fácilmente en tren a cualquier ciudad que desees visitar en Bélgica, o en cualquier país vecino, hay trenes a Holanda, Luxemburgo, Francia, Alemania, y seguro que más de los que yo creo.


Bueno como sabéis Bruselas es la capital de Bélgica, y es el principal emplazamiento de organismos de la comisión y el consejo europeos, y también dispone uno de los dos parlamentos europeos existentes actualmente. Hay censados casi 160.000 habitantes, y tiene un clima bastante lluvioso, el verano es agradable, y el invierno no es extremadamente frío.

Bruselas alberga una gran cantidad de monumentos y museos, y es en el casco antiguo donde se concentran la mayoría de lugares turísticos, Le Grand Place, donde se encuentra el ayuntamiento, y la casa del rey, Manaken Pis, Gofrerías y creperías, cervecerías como el famoso Delirium Tremens con una carta de cervezas que pensé que era la guía telefónica, con unos 2000 tipos diferentes de cerveza a elegir. También me gustó visitar el parque del Cinquentenario, el Palacio Real, el Atomium, y me perdí la Sinagoga.
Bruselas es una ciudad bastante tranquila si no tenemos en cuenta las zonas turísticas y la zona de Arts Loi que es la más comercial de la ciudad.


Mis lugar preferido, sin duda alguna, es Le Grand Place, es sencillamente impresionante, cuando vas acercándote caminando al lugar, siguiendo los carteles que indican los lugares turísticos en cada cruce, y miras arriba para ver la torre del campanario y saber que vas por el buen camino, entonces, se acaba una de las estrechas calles abarrotadas de turistas, y que desemboca en la plaza, alzas la vista, abres la boca, empiezas a rodar sobre ti mismo observando todo a tu alrededor, y entonces respiras tranquilo pensando que ya has amortizado en esos 10 segundos el precio del viaje, sencillamente espectacular.


Bastante cerca de Le Grand Place, se encuentra la estatua del Manaken Pis, que es símbolo de la ciudad junto a Le Grand Place y al Atomium.


El Atomium es un monumento que representa una molécula de un cristal de hierro, con sus 103 metros de altura, merece la pena subirse y tener la mejor panorámica de toda la ciudad, muy cerca se encuentra el parque, miniEurope, donde están representadas a escala, los monumentos más representativos en importantes de toda Europa.


Y para terminar de asombrarse, una visita al Palacio Real, el cual ya impresiona desde fuera, pero que los meses de verano abre al público una pequeña parte, y es gratuito visitarlo. Mi opinión al respecto es que en toda una vida no llegaría a reunir un patrimonio que se comparara con una sola habitación del palacio real, Sillas, sillones, jarrones que todos son obras de arte, alfombras, tapices, chimeneas, detalles de oro en paredes y techos, cuadros, esculturas, impresionante de ver, pero en el fondo da un poquito de rabia, que unos tengan tanto y otros tan poco.


Por supuesto no puedo olvidarme destacar el fabuloso transporte público que hay en esta ciudad, metro, tranvía, autobuses, trenes y alquiler de bicicletas, que hacen que puedas llegar desde cualquier punto a cualquier otro de forma realmente fácil, Yo solo utilicé el metro, la bici y las piernas de hecho, y tren para salir a otras ciudades.
Y antes, mientras o después de hacer turismo, podemos disfrutar de varios tipos de cervezas en cualquier lugar, mi marca favorita la Leffe, y gofres en casi cualquier estación de metro o tren, además de los magníficos locales especializados cerca de Le Grand Place, eso si, cuestan bastante caros, me quedo con los gofres de chocolate de toda la vida de la estación de Schuman.


martes, 23 de agosto de 2011

Descubriendo Bélgica: Personas.


Bruselas se puede considerar la capital de Europa, en esta ciudad se encuentra múltiples organismos de la comisión europea y el parlamento, incluso se considera a toda una parte de la ciudad como el barrio europeo.
Realmente me llevé muy buenas sensaciones de esta ciudad, tal vez haya sido por conseguir huir del asfixiante calor de Valencia, ese que atrae a tantos turistas. El caso es que no se por donde empezar. Supongo que lo haré por el mismo orden en el que se dieron las experiencias.


Nada más bajar del avión nos dimos cuenta de lo ruidosos que somos los españoles, el aeropuerto estaba lleno de gente y parecía una biblioteca.
Empezaba nuestra primera aventura, habíamos aterrizado en Charleroi, y teníamos que llegar a Bruselas, aunque la mayoría de problemas se resolvieron tan fácil como este, "vamos a preguntarles a esos que les estoy escuchando hablar español", al igual que al bajar del autobús para preguntar por el metro, o al salir del metro para preguntar por el hotel... He podido comprobar que hay multitud de hispanohablantes en Bruselas, fuera de la capital no tanto. Esto se debe a que hay multitud de funcionarios de la comisión europea, por lo tanto no es nada raro encontrarte con personas de cualquier país de Europa, incluso siendo el Francés junto con el Flamenco los idiomas oficiales, oirás hablas en inglés en cualquier sitio donde vayas.
Conocí varias personas a lo largo de la semana, y que el recepcionista del hotel hablara en español no me sorprendía, pero si que los camareros hablaban mínimo cuatro idiomas, un de ellos hablaba ocho, pero modestamente me explicaba el hombre que solo escribía cinco.


De una manera autocrítica me doy cuenta que no podría trabajar ni siquiera sirviendo copas, estamos muy retrasados lingüísticamente, aunque eso no nos supone ningún problema para desenvolvernos por allí como turistas, ya que si bien hay gente que no entiende el español, no he encontrado a ninguna persona que no se defienda notablemente con el inglés.
Por lo general la gente es agradable y tranquila, cualquiera está dispuesto a echarte una mano si se lo pides. El camarero políglota, los recepcionistas del hotel, los funcionarios de transporte público, las Italianas que nos ayudaron a buscar el hotel, la pareja que nos averiguó como sacar la bicicleta, los policías que nos ayudaron a devolverla, Nadia y Candice, y todos los amigos del Pub Irlandés "James Joyce" (sentimos no haber acudido a la barbacoa), y algunos más que nos ayudaron a llegar a algún lugar o volver de el. Gracias y saludos a todos.



Continuará....

sábado, 14 de mayo de 2011

Concurso Viaje Francia



¡Hola a todos!

Hace ya mucho tiempo que no actualizo, pero bueno, hay que recordar que es el blog de un currante que solo se escapa cuando puede, jeje.
El caso es que como he recibido un correo de mis amigos de minube informándome sobre un concurso, quería compartirlo con cualquiera que se pierda por este blog, para que podáis optar a conseguir uno de los 3 viajes que sortean al oeste de Francia.
El concurso es bastante sencillo, solo tienes que pensar en tu rincón favorito, un parque, un lago, un pueblo, incluso una cafetería, compartirlo con ellos y contar tu experiencia.
A ver si se me ocurre algo para participar y quien sabe si de esta manera consigo algunas líneas sobre el país vecino.

domingo, 13 de marzo de 2011

Recuerdos de Italia: Pisa.


El último día del viaje por Italia, pasamos la mañana en Pisa, una ciudad que ves en una mañana, pero que no puedes perderte.
El centro turístico de esta ciudad es la Piazza dei Miracoli, donde se encuentra la Catedral de Pisa, el Baptisterio, el Camposanto, y por supuesto la famosa Torre Inclinada de Pisa.
Este municipio alberga el aeropuerto más importante de la región Toscana, el Galileo Galilei, de donde es original este célebre científico y filósofo. Hay censados unos noventa mil habitantes, a pesar de ser una población tan importante, y una bella ciudad, es la torre su principal atracción turística, y depende de la hora del día y de la temporada, desde la parte más alejada de la Piazza dei Miracoli, puedes ver decenas de personas posando para salir en la foto aguantando la torre, aunque a mi me divierte más la panorámica de ver a todo el mundo posando a la vez.

Toda la plaza es una obra de arte románico pisano, que es la variante que tiene su origen en este lugar, es perfecto para pasar el día, y como es de esperar hay buenos sitios para comer cerca de un lugar tan visitado.